Desplazan estados del sureste al Edomex y

otros como productores de insectos comestibles

 

Redacción

Los estados de México, Tlaxcala e Hidalgo, productores de insectos comestibles como los gusanos de maguey, los chinicuiles y los escamoles, entre otros, se han visto desplazados en importancia por entidades del sureste debido a la sobreexplotacion y depredación de las tierras y cerros en donde se recolectaban esas especies, por lo que es necesario recuperar y apoyar a las familias que se dedican a la recolección de esos alimentos.

Lo anterior fue expresado por Axel Arzola, representante de la empresa “Opal Prehispánicos”, quien destacó que la FAO colocó como líder de recolección y consumo insectos a México, con más de 561 especies, por encima de Brasil y sus Amazonas (422 especies) y China y Tailadandia, que no llegan a 300 especies.

No obstante, lamentablemente el Estado de México, así como Hidalgo y Tlaxcala, antes emblemas, poco contribuyen ya a la recolección debido al crecimiento de la mancha urbana y, consecuentemente, al exterminio de parcelas y montes.

De hecho, el empresario destacó que del 95 por ciento de los citados productos que se comercializan en territorio mexiquense, sólo el 5 por ciento es recolectado en la entidad, y el resto proviene de otras 13 estados del país, donde hay condiciones climáticas y zonas que permiten esa actividad.

“Hidalgo, igual el Estado de México, ya crearon leyes para proteger a los magueyes, y lo que ahora se está dando es una extracción sustentable, es decir, ya no se permite que tras recolectar gusano rojo se deje morir a la planta, sino hay que volver a sembrarla, basado en todo un plan integral de apoyo al campo, que es al mismo tiempo apoyar a la industria restaurantera y al turismo… ese es el reto hoy”, expuso.

“El escamol lo encontramos desde Oaxaca hasta el sur de los Estados Unidos y la hormiga chicatana, en todas las costas del país hasta el sur de Canadá y el norte de Brasil; el gusano blanco en todos los magueyes del país pero hay estados dormidos en eso, como Chihuahua con una riqueza tremenda, igual Durango, Sonora, cuya riqueza no se ha podido incorporar a la gastronomía nacional”, dijo Arzola.

Sostuvo que el insecto de mayor consumo nivel nacional es chapulín, “muy tradicional” y que una sola familia llega a acopiar 15 o 20 toneladas por año; la segunda especie por volumen de recolección es el escamol y el tercer puesto lo disputan el gusano blanco y el gusano rojo de maguey.

Argolla lamentó que si bien hay un auge de las gastronomía prehispánica, con sus insectos y flores, todavía hay una gran cantidad de especies que no son aprovechadas, como las tantarrias, las hormigas chicatanas, “famosas y sabrosas”, de producción limitada de un sólo día, y que se acopla bastante bien al arte culinario de todos los estados, principalmente en los de Chiapas y Oaxaca, “donde más con consume, pero en Guerrero no la aprovechamos, por ejemplo”.

 

Directorio

Jesús Delgado Guerrero, Director
Armando Serrano Guerrero, Subdirector

Opinión: María Alejandra Gudiño Ramírez
Información: Emmanuel Serrano Guerrero
Contabilidad: C:P: José Carmen Calleja Villeda
Relaciones Públicas: Miguel Ángel Serrano Guerrero
Relaciones Comerciales: Marco Herrera Ramírez


Consejo Editorial:

Javier Ortiz de Montellano
Eduardo Ibarra Aguirre
Víctor Zendejas Orozco
Marcela del Pilar Gudiño Ramirez

Contacto:

contacto@disiento.com.mx